Como instructores, en nuestro trabajo tenemos que afrontar situaciones de diferentes tipos durante nuestras clases: se nos estropea el equipo de música, tenemos muy pocos alumnos o algún problema con los mismos… Por ello hemos decidido inaugurar esta sección, en la cual contaremos situaciones que nos han ocurrido a nosotros mientras impartíamos una clase, y cómo hemos actuado ante ellas. Con esto no queremos decir que nuestra manera de resolverlo haya sido la más correcta, sino simplemente la que nosotros considerábamos apropiada, y contaremos cuál ha sido la consecuencia.

ok ko

Casi cualquier instructor de ciclo indoor hoy en día tiene los conocimientos necesarios para saber que no se deberían hacer flexiones sobre el manillar, ya que el ciclo no es un deporte pensado para trabajar el tren superior. Esto nos parece obvio a la mayoría de nosotros, pero desafortunadamente aún existen compañeros de profesión que, por falta de formación o de reciclaje, siguen realizando estas prácticas, y por tanto alumnos que creen que son correctas.

Esta circunstancia, unida al hecho de que los alumnos, debido a los horarios, acuden a las clases de diferentes instructores, conllevó que hace una semana durante la clase de ciclo indoor, uno de los alumnos realizara una flexión en el manillar. Mi primera reacción fue pensar “como solo ha hecho una, se lo comento al final de la clase”, porque siempre prefiero la discreción para realizar las correcciones. Pero al cabo de un rato las continuó haciendo y, por miedo a que se lesionara, le tuve que llamar la atención mirándole y diciéndole que no con el dedo (sin soltar la mano del manillar y siempre con una sonrisa en la cara). A continuación, cuando terminó la clase, lo cogí aparte y se lo expliqué de buenos modos: le dije que las flexiones son una práctica potencialmente lesiva en el ciclo y le expliqué las razones.

Este alumno en concreto también es un señor muy educado, cosa que me volvió a demostrar respondiendo amablemente que no lo sabía y dándome las gracias por habérselo aclarado. Así que podemos decir que esta situación se resolvió muy bien.

Ok[1]

De todas formas, aquí tenemos la prueba de que, si no aclaramos a nuestros alumnos las cosas que se pueden y que no se deben hacer durante las clases de ciclo, ellos no lo van a saber. Por lo tanto es clave que nosotros los instructores nos formemos de la manera adecuada y sobre todo que nos reciclemos continuamente, porque la nuestra es una actividad que evoluciona, y nosotros tenemos que evolucionar con ella.

sonrisa

Recíclate y destacarás como instructor.

´Estiramientos´ después de una sesión de Ciclo indoor: Los grandes olvidados
Sesión de ciclo indoor con GRÁFICA : "Opacity"
Comparte si te gusta
  •  
  •  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies