Una de las razones principales por las cuales mucha gente se inscribe en clases colectivas, entre ellas ciclo indoor, es la perdida de peso. Que más adelante la pasión por la actividad enganche al individuo es secundario, ya que la principal demanda de este tipo de actividades está relacionada con el sobrepeso y ponerse en forma. Pero de aquí nos surge una pregunta, ¿Es conveniente empezar nuestra andadura contra la báscula empezando a realizar ciclo?

Sabemos de antemano que el ciclo como actividad aeróbica está indicado para la perdida de peso, pero realmente depende del tipo de sesión que estemos realizando. Una de las leyendas urbanas que todos conocemos cuando realizamos ciclo es que, si no sudamos no adelgazamos, y esto es completamente incierto, ya que relacionamos la pérdida de líquidos a través del sudor con la perdida de peso. Un simple vaso de agua o una bebida isotónica pueden hacernos recuperar esa pérdida y nuestro objetivo se verá frustrado.

báscula

Los milagros no existen y perder peso no solamente es realizar ciclo indoor. Una dieta equilibrada y controlada, unida a la práctica del ciclo, sí pueden lograr ese objetivo tan buscado por muchas personas cuya principal meta es bajar unos kilos.

Tengamos en cuenta una cosa y es que la grasa se quema al realizar ejercicio pero no se convierte en músculo, cosa que muchos creen que ocurre así.

Es increíble leer a través de las noticias y redes sociales que en España no existen nutricionistas dentro de nuestro sistema de salud. Es absolutamente indignante que esto sea así y que tengamos que dejarlo en manos de la sanidad privada. La figura del nutricionista debe existir tanto en la sanidad pública como en la privada. Pagamos impuestos y debemos exigir que existan profesionales dentro de esta rama, tan importante y que tanta demanda está teniendo en nuestra sociedad actual. La gente cada día se preocupa más por lo que come y esto conlleva a que exista alguien que le guíe en lo que le conviene o no según su metabolismo. Sí existen los endocrinos, pero la figura del nutricionista en nuestra sanidad pública no.

Volviendo al tema que nos ocupa, ¿debemos empezar a realizar ciclo indoor si tenemos sobrepeso o incluso obesidad mórbida? La respuesta depende de cada caso en particular. Una experiencia previa en el deporte es un buen comienzo. Ponerse en manos de personas que aconsejen qué es conveniente o no para cada caso es esencial. Ir directamente a la solución inscribiéndose en la actividad y pensar que todo el monte es orégano, no es la solución correcta. Sabemos que la fuerza de voluntad existe y que el objetivo es claro, pero seamos francos, el camino a seguir debe regirse por una serie de pautas antes de lanzarnos al vacío.

tratar-la-obesidad

Es típico al entrar en cualquier gimnasio diferenciar las zonas de trabajo. Siempre vemos en la zona de cardio las personas obesas y con sobrepeso, por norma general, y en la sala de musculación, los “tirillas” y los super cachas, pero seguro que no vemos a personas con sobrepeso levantando mancuernas, ni personas super musculadas encima de las bicicletas de ciclo. Repetimos por norma general.

Vamos a poner como objetivo principal antes de subirnos a una bici de ciclo intentar adaptar nuestro cuerpo, atendiendo a unas normas de nutrición. Nuestras articulaciones pueden sufrir de forma exponencial problemas debidos al sobrepeso y más si intentamos realizar ciclo indoor a un nivel inapropiado para nuestro estado físico. No sería malo intentar bajar una kilos antes de forma natural, a través de una dieta controlada, a la vez que empezamos nuestra andadura encima de la bicicleta. La figura del instructor de ciclo es esencial, intentando controlar a los alumnos que por su estado físico deben ir acomodándose a la disciplina. Podemos conseguirlo evitando que rueden de pie en las primeras sesiones, aunque el alumno diga lo contrario. La casa debe de empezar a construirse desde los cimientos, nunca desde el tejado. Los problemas articulares podrían aparecer debido al sobrepeso y al final solo conseguiríamos que la salud de nuestros alumnos quedara mermada. Aconsejar es una de las normas a seguir por cualquier profesional del mundo del fitness, pero aconsejar acerca de aquello que se conoce, no intentar meternos en terrenos pantanosos dando consejos, sin conocimientos previos, debemos ser cautos y aconsejar solo dentro de nuestros conocimientos, no debemos cruzar la barrera, ya que no es nuestra función. No sería malo advertir de los riesgos que conlleva una adaptación inapropiada a la actividad, por parte del instructor. Aconsejar a los alumnos que se pongan en manos de profesionales especializados en cuestiones de nutrición y medicina deportiva. Los conocimientos del instructor de ciclo se rigen estrictamente al tipo y estructura del entrenamiento. Ser abogado del diablo trae muy malas consecuencias, y el roll de cada uno debe de estar bien diferenciado. Dar consejos sin conocimientos no es un buen argumento, pero sí lo es poner a disposición de nuestros alumnos un camino a lograr sus objetivos a través de otros profesionales y esa unión dará sus frutos a corto o largo plazo dependiendo de la implicación del individuo y de su estado de salud en ese momento.

Con todo esto no pretendemos decir que no podamos hacer ciclo con sobrepeso, todo lo contrario, claro que sí, pero intentamos tratar el problema enfocándolo desde diferentes vertientes. Ciclo sí, pero no como único recurso para alcanzar objetivos, pongámonos en manos de otros profesionales, y esa unión dará sus frutos. Repetimos que los milagros no existen e intentar lograrlos a base de salvajadas y sobreentrenamiento no es la solución. Bajar peso sí se puede pero utilizando todo aquello en una unión con armonía, sabiendo lo que debemos o no comer, ponernos en manos de gente que nos ayude e intentar lograr el objetivo de una manera racional, no a base de consejos y formas inapropiadas.

Saber qué debemos o no comer antes de realizar una actividad física, conocer cómo funciona nuestro organismo y los nutrientes esenciales que nuestro cuerpo usa para que nuestros músculos funcionen de una manera eficaz es una labor que exige una serie de pautas. Qué comer o no después de realizar la actividad, también es esencial para que los objetivos sean claros. De nada nos valen dos horas de ciclo indoor si después ingerimos medio kilo de patatas fritas y un par de filetes, acompañados de un postre rico en azucares. Todo eso debe tenerse en cuenta y debemos conocerlo, para ello debemos ser aconsejados por profesionales, que nos informen de estas pautas a seguir.

implante_cerebral_obesidad

El ciclo indoor adelgaza. Pues sí, pero depende no solo de la actividad, sino además de saber adaptar nuestro cuerpo al deporte a base de esfuerzo y una dieta rica y equilibrada, para que esta unión sea fructífera.

Recordad, los milagros no existen, existe la realidad y ésta no solo se basa en matarnos día a día encima de una bicicleta. Pasión sí, pero no perdamos la cabeza y nos obsesionemos realizando acciones que tengamos que pagar posteriormente a un precio elevado.

Hasta nuestra próxima entrada.

Sesión de Ciclo indoor con gráfica: "AC/DC vs Green Day"
Sesión de CI con Gráfica - "Llano + Escalada"
Comparte si te gusta
  • 4
  •  
  • 4
    Shares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies