Cada día están apareciendo, tanto en la prensa escrita como en TV y en las diferentes redes sociales, cantidad de artículos sobre la proliferación de los gimnasios low cost, y en estos últimos meses también sobre la aparición con mas asiduidad de los centros y gimnasios 24 horas. La realización de cualquier actividad física, ya sea de forma individual o colectiva es beneficiosa para nuestro organismo. El deporte conlleva bienestar y salud, y con más impacto hoy en día, ya que el culto al cuerpo está cada vez más presente en la vida de las personas. Está comenzando una fase en esta época del año en la que las promesas proliferan. ¿Quién no se ha propuesto después del verano inscribirse en algún gimnasio o centro deportivo para bajar esos kilos de más que ha adquirido durante la época estival?.

Es típico que durante los meses de Septiembre y Octubre, la afluencia de las personas que se inscriben a los gimnasios y centros deportivos aumente de forma considerable. El problema que muchas personas tienen es por supuesto la cuota, tanto de inscripción, como la mensual. La situación económica que nuestro país está sufriendo desde hace ya más de 7 años, nos lleva a intentar ahorrar, y en estos casos ese pequeño ahorro se centra en aquellas cosas que no son estrictamente necesarias, como pueden ser salir de copas, cenar o comer en restaurantes, y por supuesto podríamos englobar en este lote, la cuota del gimnasio. Debido a ello cada vez es mayor la competencia entre los diferentes centros dedicados al fitness. Los pequeños empresarios se ven en multitud de ocasiones a librar una guerra de precios entre ellos mismos y también contra los centros Low Cost. Pero esta lucha se decanta en la mayor parte de las ocasiones a favor de las grandes franquicias del fitness, debido a que sus precios son muy competitivos y la calidad de las instalaciones y maquinaria se encuentra muy por encima de las posibilidades del pequeño empresario. Las grandes franquicias proliferan por todo nuestro país a marchas forzadas, ofreciéndonos precios prácticamente ridículos comparados con los que un gimnasio medio – bajo pueda competir. Esto que está ocurriendo es exactamente lo mismo que ocurre entre las grandes superficies y los pequeños comercios.

En España, un empresario tiene que pagar como cuota más de 260€ al mes en concepto de autónomos, eso como mínimo, de ahí hacia arriba. Mantener un gimnasio no es cosa fácil y más si es pequeño y se encuentra en una ciudad grande y rodeado de macrogimnasios low Cost. Muchos de estos pequeños empresarios se ven empujados a tener que cerrar sus establecimientos, ya que la lucha es imposible y prefieren cerrar antes de verse arruinados.

gimansio1

Unos tanto y otros tan poco!

Esta entrada no es un alegato para defender a los pequeños centros, pero tampoco lo es para defender a los grandes. Esta entrada simplemente consiste en que la lucha no se debe basar en los precios, sino en la calidad de los servicios ofrecidos.

¿Qué es lo que en realidad quiere un usuario de un gimnasio o centro deportivo?

La pregunta no es fácil, ya que depende de cada uno, pero desde nuestro blog, esperamos que si tenemos un poco de sentido común, elegiremos la calidad. De nada nos vale tener cientos de máquinas en un macrogimnasio si la mayoría de ellas no las sabemos utilizar y no podemos echar mano de alguien que nos muestre su funcionamiento para poder realizar nuestro entrenamiento de una forma eficaz y no lesiva para nuestra salud. Seguro que tampoco nos gustaría entrar en una sesión de ciclo indoor, rodeado de personas delante de una pantalla la cual nos insta a que debemos de pedalear, con más o menos resistencia. ¿Quién nos enseña a colocar la bicicleta correctamente?. ¿Quién nos corrige cuando hacemos algo mal durante la sesión?. ¿Quién nos explica por qué hacemos esto y no lo otro? Todo ello nos lleva a la misma respuesta “El instructor“. Un macrogimnasio, como un gimnasio normal de toda la vida, es un negocio. Un negocio se lleva a cabo para poder sacar beneficios, pero eso conlleva un gasto inicial y otros gastos mensuales. Un macrogimnasio o un centro low Cost, suele adquirir por lo general maquinaria tecnológicamente alta, mediante la cual puede prescindir de los servicios del personal humano necesarios para poder controlar al usuario durante la realización del ejercicio, pero este método no es la panacea, no todos los campos están contemplados en esta inversión. Si surge alguna duda o pregunta, el usuario se ve desprotegido, ya que una máquina no va a poder ayudarle, ni decirle si está trabajando correctamente. Esto puede dar lugar a lesiones y por supuesto a que el objetivo del entrenamiento no sea el adecuado.

macrofit-1

Macrogimnasio

En los pequeños y medianos gimnasios, la figura del instructor es calidad. Siempre podemos echar mano de él, preguntarle nuestras dudas, para alcanzar nuestro objetivo y además el calor del trato humano, del tú a tú, es algo que el usuario precisa, así como la motivación. Todo esto no puede ser realizado por una máquina. Los centros low Cost basan sus beneficios, entre otras cosas, en la desaparición de la figura del instructor, relevándolo de sus funciones y en su lugar incluyendo los sistemas virtuales de entrenamiento. No estamos generalizando, ya que no todos los centros y franquicias utilizan este método, pero sí lo hacen en la mayor parte de las ocasiones.

¿Son una buena inversión los sistemas virtuales de entrenamiento?

Como inversión, por supuesto que sí, pero en los casos en los cuales el usuario tenga una iniciación en el método de antemano. Si este requisito no existe, diremos que no. Con ello pretendemos explicar, en el caso del ciclo indoor, si el usuario sabe posicionar su bicicleta correctamente, conoce la metodología de la actividad y el objetivo de su entrenamiento, la opción será válida, ojo!!, pero con matices. Desde CicloTecnic vemos el entrenamiento virtual como un añadido al entrenamiento con instructor, es decir, un entrenamiento virtual debe ser una herramienta que ayude al instructor, no que lo sustituya. Volvemos a lo mismo, el trato humano, la motivación, las inquietudes del usuario, deben ser llevadas a cabo siempre bajo la tutela de personal humano cualificado, nunca por una máquina. En el caso de que el sistema de entrenamiento virtual se lleve a cabo en las horas valle de un gimnasio, deberá siempre estar custodiado por personal humano, para poder corregir y atender a las necesidades del usuario. El usuario nunca debería permanecer solo realizando el entrenamiento, y en caso de que esto no sea posible, bajo la vigilancia de un sistema de cámaras, pero, no a distancia, sino que debe existir personal humano cualificado en la instalación deportiva, ya que en el caso de una lesión, accidente o fallo del sistema, este personal deberá poder acudir de forma inmediata para poder solucionar el problema. Esto nos lleva a otro tema importante: los gimnasios 24 horas.

5588cda30e742353d7156a90374cec41

El entrenamiento virtual!

Gimnasios 24 horas ¿Sí o NO?

Apoyamos el Sí, pero con una serie de matices muy importantes para nosotros. Hemos visto recientemente en Facebook videos de varios centros deportivos que abren 24 horas al día. Muchos de ellos se basan en un sistema mediante el cual los usuarios pueden acceder al centro con una tarjeta, que activa las instalaciones. Además, estos centros poseen un sistema de videovigilancia que, en el caso de que ocurra algún imprevisto, el sistema informará al personal de guardia para poder subsanar el problema. Hasta aquí todo correcto, pero no es eficaz. De nada nos vale que alguien esté controlando desde una central lo que pasa en esa instalación, ya que en caso de una fatalidad, el tiempo de respuesta es mayor que si existiera alguien fisicamente en el centro. Basta un minuto para que se pueda perder una vida en un accidente, por ello estaremos de acuerdo con los gimnasios 24 horas, siempre que exista personal con presencia física en la instalación, ya sea de noche o de día, y hablamos de personal cualificado, no de un simple vigilante. ¿Qué pasaría si un usuario se ve afectado por un ataque al corazón durante la realización de la actividad, o se lesiona realizando un ejercicio en una máquina de musculación? El tiempo de respuesta debe ser mínimo, y no lo será si la vigilancia no está en la propia instalación. Volvemos de nuevo a la polémica, la figura del instructor no puede ser sustituida por un sistema de cámaras. Apoyamos solamente este método de vigilancia si existe personal cualificado en la instalación deportiva. NO podemos dejar una instalación con clientes dentro realizando actividades, ya sea de día o de noche, sin que exista personal al cargo y repetimos, CUALIFICADO!!.

The_24_Hour_Trend

Gimnasios 24 horas ¿SÍ o NO?


Parece ser que hoy en día la figura del instructor de actividades dirigidas o bien de sala cada vez está menos valorada. Un instructor debe pasar una formación para estar cualificado, y su función debe ser la de orientar, enseñar el método, y velar por la integridad física del usuario. Esto conlleva una inversión por parte del centro o gimnasio, cuyo gasto no puede ser ignorado bajo ningún supuesto, ni ser sustituido por un sistema de vídeo o de entrenamiento virtual. Los sistemas que hemos mencionado solo son eficaces si complementan la figura del instructor. Señores, empecemos a ver las cosas claras. Lo barato sale caro y pagar 20€ en vez de 40€ tiene que tener unos costes adicionales. NO juguemos con la integridad de los usuarios. Estamos para fomentar el deporte y la salud, no los accidentes ni los malos hábitos.

Sabemos que es todo una cuestión de números. El personal humano cualificado en una instalación, centro deportivo  o gimnasio, cuesta mucho dinero y lo sabemos. Pero este ahorro conlleva a la falta de calidad y a veces vale más ganar un poco menos y saber que la calidad ofrecida es la que realmente se merecen los usuarios. La integridad de las personas que acuden a un centro no es cuestión de números. Debemos proteger a los usuarios, ya que estos son los que nos dan de comer, y de nada nos vale que dejen de hacerlo por lesiones y falta de atención. No estamos en contra ni a favor de unos ni de otros solo estamos en contra de la desaparición de la figura de “los instructores” para conseguir ahorro de costes. Reflexionemos.

Hasta la próxima entrada.

¿Por qué elegimos ciclo indoor y no otra actividad?
Sesión de Ciclo indoor con GRÁFICA: "Don Diablo"
Comparte si te gusta
  •  
  •  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies