Somos un motor que necesita combustible para funcionar. Todos necesitamos comer para poder hacer que nuestro cuerpo realice sus funciones principales, pero la pregunta viene a continuación ¿Sabéis cuales son las fuentes energéticas que hacen que esto sea posible?. Seguro que muchos sí pero otras personas tendrán bastante dudas al respecto, y no tendrán una idea clara de cuales son y como se utilizan las principales fuentes energéticas acumuladas en nuestro organismo.

Siempre hemos dicho en nuestro blog y a través de las redes sociales, que es importante saber como funcionamos por dentro para saber como cuidarnos por fuera. En esta entrada os vamos a hablar de las fuentes energéticas que hacen funcionar nuestro cuerpo y más aún cuando realizamos cualquier tipo de actividad física, incluyendo, por supuesto el ciclo Indoor.

Pasemos pues en esta entrada a dar un repaso a las fuentes energéticas que hacen esto posible.

Vamos a empezar hablando del Sol. Toda la energía tiene su origen en él, en forma de energía lumínica. Las reacciones químicas que se producen en las plantas (fotosíntesis), convierten la luz en energía química almacenada. El ser humano obtiene energía comiendo o bien plantas o animales que se alimentan de plantas. La energía se almacena en los alimentos en forma de hidratos de carbono, grasas y proteínas. Estos componentes alimenticios, pueden descomponerse en nuestras células para liberar la energía acumulada.

comer-sano-es-un-compromiso-con-tu-salud-y-tu-cuerpo

Los alimentos

Al final esa energía se degrada en forma de calor. La cantidad de energía liberada en una reacción biológica, se calcula a partir del calor producido, y esto en los sistemas biológicos como por ejemplo el ser humano se mide en lo que seguro que ya conocéis y que realmente obsesiona a muchos, las kilocalorías (kcal).

Las kilocalorías (kcal)

Por definición, una kilocaloría equivale a la cantidad energía necesaria para aumentar de desde 1° hasta 15° 1 Kilogramo de agua. Para que os sirva como ejemplo la combustión completa de un gramo de hidratos de carbono, genera aproximadamente 4,0 kcal.

En las células se usa alguna energía libre para el crecimiento y la reparación a lo largo del cuerpo. Estos procesos aumentan nuestra masa muscular durante el entrenamiento y además reparan los daños musculares después de su realización.

También necesitamos energía para transportar muchas sustancias de nuestro organismo, como son el caso de la glucosa entre otras. Esto se denomina transporte activo y es muy importante para la supervivencia de nuestras células.

Una parte de la energía liberada por nuestro cuerpo, da como fruto la acción muscular y la generación de fuerza, por ello a partir de ahora vamos a ver este aspecto tan importante y que tanto nos interesa, viendo cuales son las principales fuentes energéticas para estos procesos que están íntimamente relacionado con todos aquellos que realizáis deporte de forma habitual.


Las Fuentes Energéticas.

Los alimentos que consumis diariamente se componen principalmente de carbono, hidrógeno, oxigeno, y en el caso de las proteínas de nitrógeno. Los enlaces celulares en los alimentos son relativamente débiles y nos proporcionan poca energía cuando se descomponen en nuestro organismo. Por ello los alimentos no se usan directamente para las operaciones celulares. En lugar de esto, en los enlaces de las moléculas de los comestibles, la energía se libera químicamente dentro de nuestras células, almacenándose luego en forma de un compuesto altamente energético denominado ATP (adenosintrifosfato).

ATP-xtal-3D-balls

ATP (adenosintrifosfato)

Cuando estamos en reposo, la energía que nuestro cuerpo necesita para mantenerse, se obtiene principalmente de los hidratos de carbono y de las grasas. Las proteínas son como los ladrillos con los cuales se construye nuestro cuerpo y nos proporcionan de forma general poca energía para la función celular. Cuando realizamos deporte y por lo tanto existe un esfuerzo muscular de mas suave a más duro, se van empleando progresivamente más hidratos de carbono, dependiendo menos de las grasas. Cuando realizáis ejercicios máximos (de mucho esfuerzo) y de corta duración, el ATP se genera exclusivamente a partir de los hidratos de carbono.

Los hidratos de carbono.

La dependencia de nuestros músculos respecto a los hidratos de carbono durante la ejecución del ejercicio, está relacionada con la disponibilidad de hidratos de carbono y con que  el sistema muscular esté bien desarrollado para su metabolismo. Los hidratos de carbono se convierten en última instancia en glucosa que es transportada por la sangre a los tejidos activos donde se metaboliza. Cuando estamos en reposo, la ingesta de hidratos de carbono es absorbida por los músculos y el hígado, convirtiéndose posteriormente en una molécula de azúcar mucho más compleja : el glucógeno. Este se almacena en el citoplasma hasta que las células lo utilizan para formar ATP. El glucógeno depositado en el hígado, se convierte de nuevo en glucosa cuando se necesita y es transportada de nuevo por la sangre a los tejidos activos donde se metaboliza.

meta-carboh

Las reservas de glucógeno que tenemos en el hígado son limitadas y pueden agotarse  a menos que la dieta que estemos tomando contenga cantidades razonables de hidratos de carbono. Por ello nuestro cuerpo depende fuertemente de fuentes dietéticas de almidones y azúcares para así reponer nuestras reservas de hidratos de carbono. Si la dieta que seguimos no contiene una cantidad adecuada de hidratos de carbono, nuestro músculos y el hígado pueden quedar desprovistos de su principal fuente de energía.

Vamos a ofreceros un dato relevante : Las reservas de hidratos de carbono en los músculos y en el hígado están limitados a menos de 2000 kcal, o el equivalente de la energía necesaria para correr aproximadamente 32 Km.

Las Grasas.

Tanto las grasas como las proteínas también se usan como fuentes energéticas. Nuestro cuerpo acumula mucha más cantidad de grasa que de hidratos de carbono. Las grasas tienen un problema y es que son menos accesibles para el metabolismo de las células, porque primeramente deben de ser reducidas desde su forma compleja (los triglicéridos) a su composición más básica que son el glicerol y los ácidos grasos libres. Sólo estos últimos se pueden usar para formar ATP.

metabolismo

Se obtiene más energía de de una cantidad determinada de grasa (9 kcal/gr.) que de la  misma cantidad de hidratos de carbono (4 kcal/gr.), pero el ritmo de liberación de energía de la grasa es demasiado lento, para satisfacer las demandas de energía de una actividad muscular intensa. ¿Nunca os han mencionado que empezaréis a quemar grasa a partir de los primeros 20 -25 min de ejercicio en zona aerobica?.

Vamos a dar otro dato relevante con respecto a las grasas : las reservas de grasas suelen superar las 70.000 kcal de energía acumulada

Las Proteínas.

El proceso mediante el cual las grasas o las proteínas se convierten en glucosa recibe el nombre de gluconeogénesis. Alternativamente las proteínas pueden convertirse mediante una serie de reacciones, en ácidos grasos. Esto recibe el nombre de lipogénesis.

350px-Estructura_proteínas

Las proteínas pueden aportar entre un 5% -10% de la energía necesaria para mantener un ejercicio prolongado. Sólo las unidades más básicas de las proteínas (los aminoácidos), pueden usarse para obtener energía. Un gramo de proteínas genera alrededor de 4,1 kcal.


Resumen.

Vamos a realizar un pequeño resumen para fijar conceptos, de lo que hemos tratado anteriormente.

  • Toda la energía tiene su origen en el sol en forma de energía lumínica.
  • Obtenemos la energía que se almacena en los alimentos en forma de: hidratos de carbonograsas y proteínas.
  • Los alimentos se componen principalmente de carbono, hidrógeno, oxigeno, y en el caso de las proteínas de nitrógeno.
  • La energía se degrada en forma de calor.
  • Una kilocaloría equivale a la cantidad energía necesaria para aumentar de desde 1° hasta 15° 1 Kilogramo de agua.
  • El ATP (adenosintrifosfato), es un compuesto hiperenergético que se forma a partir de la energía presente en los enlaces de las moléculas de los alimentos, que se libera y almacena en nuestras células.
  • Los hidratos de carbono proporcionan aproximadamente 4 kcal/g. , comparado con las 9 kcal/g. de las grasas. Pero la energía de los hidratos de carbono es más accesible que la de las grasas.
  • Las proteínas pueden aportar entre un 5% y 10% de la energía necesaria para mantener un ejercicio prolongado.

Creemos que con estos conceptos ya tenemos alguna noción más de cuales son las fuentes energéticas de las cuales se nutre nuestro organismo conseguir energía y que nuestros músculos funcionen a la perfección durante la realización del ejercicio físico. Recordad que saber como funcionamos por dentro es muy importante, de esta manera evitaremos los malos hábitos y lograremos sacar el máximo rendimiento a nuestro cuerpo.

Hasta nuestra próxima entrada.

Fuente: Fisiología del esfuerzo y del deporte Jack H. Wilmore, David L. Costill.

Sesiones de ciclo indoor con GRÁFICA: "Revenge"
Sesión de ciclo indoor con GRÁFICA "Zentura"
Comparte si te gusta
  • 16
  •  
  • 16
    Shares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies