Existen ocasiones en las que no nos es posible realizar nuestras sesiones de ciclo indoor en el gimnasio o centro deportivo al que somos asiduos. Esto nos proporciona un malestar general, ya que todos los que realizamos esta actividad, somos conscientes de la necesidad que nos produce la pasión por realizarla. Pero tenemos otra forma de suplirla, y no es nada más ni nada menos que realizar ciclo indoor en vuestra propia casa.

Desde nuestro blog, defendemos siempre la realización de ciclo indoor en un centro especializado y bajo las ordenes de un instructor, pero llegado el caso y la necesidad, vamos a intentar daros una serie de consejos para que la podáis realizar vosotros mismos sin ningún tipo de problema.

El punto principal es la bicicleta. necesitamos adquirirla y para ello la recomendación es, una bicicleta específica de ciclo indoor o Spinning®, nada de bicicleta estática. Los precios son de lo más variopintos, a partir de 150€ en adelante. Tenemos que poner especial atención a las horas que vamos a dedicarle. Tened en cuenta que las bicicletas caras (a partir de 1000€ en adelante), están pensadas para rodar entre 3 y 10 horas diarias, por ello sus materiales, transmisión y sistemas de frenado, son realmente excelentes y suponen un mantenimiento “cero”, lo que las encumbra en la pica de la perfección (un gimnasio, no puede tener sus bicicletas paradas largos períodos de tiempo, ya que eso supones perdidas). Pero tranquilos que ese no es nuestro caso, estamos hablando de hacer ciclo indoor una hora diaria, y en esporádicas ocasiones. Un aspecto importante son las posibles averías, por ello cuanto menos tengáis que trastearla en la bicicleta, mejor, para ello recomendamos que la transmisión sea de mediana calidad y a ser posible de cinta, en vez de cadena (vuestros vecinos os lo agradecerán). El sistema de frenado no tiene que ser ni mucho menos magnético, bastará con que sea de zapata, y en cuanto a reglajes, intentad adquirir una bici en la que que podáis realizarlos sin mayor esfuerzo y que cumpla con todos los exigibles para la correcta posición sobre la bicicleta (hablamos de reglajes de sillín y manillar, tanto en altura como en profundidad). En cuanto a los pedales, para que vuestra experiencia se lo más positiva posible, que sean mixtos a poder ser (rastrales y automáticos). Todos estos aspectos nos llevan a un punto importante en la compra de la bicicleta y es que exista un servicio postventa en el caso de averías y repuestos para evitar que vuestra compra se vaya al traste por ahorrar unos eurillos. Nuestro lema es pagar un poco más, siempre que no sea de una forma exagerada y comprar una máquina que cumpla su función durante largo periodo de tiempo. Esto nos lleva a rechazar rotundamente marcas desconocidas aunque resulten verdaderas gangas.

En nuestro blog tenemos gran cantidad de artículos acerca de diferentes marcas y modelos de bicicletas de ciclo, a las que les podéis echar un vistazo. Estamos hablando de una inversión entre unos 300 y 400 €, esto suele ser más o menos lo que deberéis invertir en una bicicleta medianamente decente para vuestra casa.

cova

Bicicleta de ciclo indoor para uso doméstico Bodytone modelo covadonga. 300€

Otro punto importante como ya comentamos al principio de nuestra entrada es no practicar ciclo indoor en casa si no tenéis nociones de entrenamiento y experiencia previa en una sala de ciclo. Es necesario aprender el método, posicionamiento en la bici etc.. Si no cumples estos requisitos apuntaros a la actividad, bajo lar ordenes de personal especializado, adquirir experiencia y posteriormente elegir la práctica en casa de la actividad. Os podemos decir que no va a ser lo mismo que en el centro especializado, ya que el contacto con los compañeros de clase, el factor motivación y demás aspectos, no serán ni mucho menos parecidos a los que sentiréis practicándolo en casa.

Pero bien, sigamos, ya que lo anterior creo que ha quedado más que claro. Ya tenemos la bici, pero, ¿Dónde conseguimos las sesiones? Este punto es primordial. Si sois instructores, no será un escollo en vuestro afán pero si por el contrario, no lo sois, nuestro consejo es adquirir sesiones a través de internet. Las hay a patadas en los diferentes canales de video que existen en la red. Ojo!, conseguir sesiones de gente conocida o que tengáis buen feed back, ya que podéis encontrar de todo, y no todo es bueno, ni de calidad. Otra posible opción  sería suscribirse a escuelas de ciclo en la red, existen varias y muy buenas, con lo que el entrenamiento, estructura y objetivos de la sesión están más que  garantizados. Incluso podéis en algunas de ellas descargar sesiones gratis, aunque su variedad es bastante limitada y escasa. Y ya por último podéis probar con las que desde nuestro blog os proporcionamos asiduamente, eso sí, siempre con gráfica, no utilizéis nunca sesiones sin gráfica de entrenamiento, ya que la manera de interpretar este tipo de sesiones, no tiene que ser ni mucho menos lo que pretendía el autor que las creo, con lo que vosotros podáis interpretar, a no ser que vuestros conocimientos del método de entrenamiento, sean lo suficientemente amplios para poder interpretar lo que el autor de la sesión quería reflejar en su obra. Aún así, seguro que no será lo mismo, apareciendo matices que diferencien el método original de vuestra interpretación particular.

maxresdefault

Conseguir sesiones de ciclo en la red no es complicado. Complicado es que su estructura y calidad sea buena. No pedaleéis todo lo que encontréis por la red. Informaos antes.

Para la medición de la frecuencia cardiaca, y control de las zonas de entrenamiento (aspecto realmente importante), tenemos varias opciones. Si vuestra bicicleta está dotada con computadora, problema resuelto, con una banda de pecho que mande toda esa información a la bicicleta. En caso de no ser así deberíais utilizar un pulsómetro de reloj con banda de pecho o bien, un reloj con medición de la FC en la muñeca, siendo también posible, utilizar un smartphone con alguna aplicación instalada para este fin. Ya como última opción podéis adquirir sistemas de medición por poco dinero que se acoplan a la bicicleta, en aquellas que no poseen computadora para realizar dicha función. En nuestro blog hemos realizado una review con sistemas de este tipo como por ejemplo “Pafers“.

Recordad también usar una toalla y tener a mano un bidón con agua o bien una bebida isotónica. La hidratación es un punto indispensable a la hora de realizar ejercicio.

Con respecto a la ropa, utilizad una equipación adecuada para la realización de ciclismo de carretera, y no os olvidéis de utilizar calzado adecuado, bien de suela dura o zapatillas adaptadas para MTB con automáticos SPD, siempre que la bicicleta disponga de este tipo de sujeción.

Ya tenemos la bicicleta, la sesión y la equipación adecuada. Ya solo nos queda por último, ponernos manos a la obra y comenzar a pedalear. Si tenéis suerte y viviis en una casa apartada o finca, darle caña al equipo de sonido, ordenador o vuestra propia tele, y listo. En caso de que viváis en una comunidad de vecinos, ya sabéis utilizar cascos para hacer el menor ruido posible.

Realizad siempre el calentamiento para adecuar los músculos al ejercicio, no os precipitéis y vayáis directamente a la parte principal de la sesión.

Realizar ciclo indoor en casa tiene una serie de inconvenientes que no existen cuando lo realizáis en un centro especializado. Los más importantes son como ya habíamos visto anteriormente la motivación, y otro muy importante, el autocontrol de la posiciones durante la sesión. Poned especial atención en realizar los ejercicios de la forma correcta, ya que no tenéis a vuestra disposición un instructor que os corrija durante el entrenamiento. No os precipitéis ni hagáis cosas raras, como posturas ni ejercicios extraños sobre la bicicleta, para conseguir diversión extra, ya que este mal hábito podría dar lugar a lesiones a largo plazo.

Estirad después del ejercicio como si fuese una sesión de sala normal. Limpiar la bicicleta al terminar, ya que de esta manera lograréis que esté a pleno rendimiento durante largo tiempo.

Realizar ciclo indoor en casa no es complicado, lo complicado es hacer las cosas bien sin que exista una persona que te pueda corregir los malos hábitos durante el entrenamiento. Realiza ciclo indoor en casa solamente cuando  sea por razones excepcionales que te impidan poder hacerlo en un centro especializado. En el caso de que puedas, y tengas tiempo, no te lo pienses, realizar esta actividad con otro grupo de personas y bajo la batuta de un instructor es otra historia.

Hasta nuestra próxima entrada.

Sesión de ciclo indoor con GRÁFICA : "Primavera"
Sesión de ciclo indoor con GRÁFICA: "The eyes of the tiger"
Comparte si te gusta
  •  
  •  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies